Info

Descripción General

La salida de A Rúa nos lleva a la carretera vieja, la LU-933 que conduce hacia Monforte de Lemos. Aunque los 7 primeros kms discurren por camino asfaltado, apenas hay tráfico y su trazado a media ladera, permite contemplar hermosas vistas del río Sil, la N- 120 y vía férrea que siguen fielmente acompañándonos.

Realmente, la carretera se superpone a la que fue una vía romana secundaria, que partía de la vía XVIII o Vía Nova, para continuar por la cuenca del Sil por Montefurado, Quiroga, Monforte de Lemos y el Puente de Belesar. El túnel de Montefurado, construido sobre el siglo II es la gran huella que dejaron los romanos en su masiva explotación del oro que contenía la cuenca del río Sil.

El castillo de Os Novais es otro lugar emblemático de la etapa. Se trata de un castillo-fortaleza, levantado sobre un castro, que fue residencia de la Orden Hospitalaria de los Caballeros de San Juan. Su presencia en Quiroga, controlando el camino que venía por el Sil, Camino de Invierno, y, el hecho de que la Encomienda de Quiroga fuera la más importante de sus posesiones gallegas, abarcando desde el Sil hasta las tierras del Incio, incluyendo el macizo del Caurel, parece revelar la importancia de esta ruta.

En general podemos decir que es una etapa fácil, que aparece señaliza con señales de madera y algún mojón de granito.

Tramos

A Rúa-Os Albaredos (7 kms)

Partimos de A Rúa cogiendo la antigua carretera 533, en dirección a Monforte, cruzando la N-120. A pesar de seguir por carretera, apenas transitada, el recorrido a media ladera nos permite gozar de espléndidas vistas sobre el río Sil, la carretera N-120 y la vía férrea.

Llegamos a Os Albaredos dejando la carretera para coger a la derecha por una estrecha calle, dejando a la izquierda la capilla de Santa Bárbara, mientras que a la derecha, en el centro del pueblo, queda la iglesia parroquial.

Os Albaredos – Montefurado (1,3 kms)

Se sale de Os Albaredos hacia Montefurado por camino flanqueado de olivares, higueras y nogales hasta la carretera 533 que cruzaremos para de inmediato coger a la izquierda un camino de suelo pizarroso, entre arbustos de retamas y jaras que en un continuo y brusco descenso lleva al arroyo de Ferreiros. Lo cruzamos por un antiguo puente entre frondosa vegetación viendo al frente un molino y el puente del ferrocarril.

camino de invierno

Entramos en Montefurado, paralelamente a la vía férrea de Palencia- A Coruña con el apeadero de esta localidad. Ya vemos las torres de la majestuosa iglesia de San Miguel de Montefurado destacando en el centro del pueblo. Tras un pequeño ascenso llegamos a uno de los más singulares pueblos del camino, que aunque casi deshabitado, conserva sus bella arquitectura popular. Muchas de sus edificacioness aparecen colgando sobre los restos de lo que hace dos milenios fue una expolotación aurífera romana. A la izquierda queda el río Sil con el túnel de Montefurado, otra gran huella romana.

Montefurado- Bendilló (7,6 kms)

Desde Montefurado se inicia un pequeño ascenso, entre olivares, hacia O Ermidón, que dista 600 metros de aquel, ofreciéndonos una inigualable vista del túnel y de las pequeñas médulas, restos de la explotación aurífera romana, que fantasgóricamente se levantan entre los viñedos del valle.

camino de invierno

camino de invierno

Cruzamos de nuevo la carretera 533 para entrar en O Ermidón. A nuestra izquierda queda una ermita. Se sale, de nuevo a la antigua carretera, 533, cuyo trazado a media ladera y paralelamente al curso del río Sil y Nacional 120 seguiremos contemplando hermosas vistas.

A unos 3 kilómetros encontramos unos restos de viviendas, que fueron ventas. Aquí se coge la derecha un camino de tierra que cruza el monte, pasando el arroyo de A Escrita, para salir a la Capilla de San Juan das Farrapas, parroquia de Bendilló. La denominación hace referencia al lugar donde solían despojarse los caminantes de sus viejos y rotos “farrapos”, harapos.

Casi al lado hay una sencilla casa que nos pasa desapercibida pero que alberga una antigua almazara, conocida por el “molino de aceite de Bendilló”, formando un conjunto de gran valor etnográfico.

El camino inicia un pequeño ascenso hacia el lugar de Bendilló superponiéndose a la carretera 533. Al final del poblado se levanta la iglesia parroquial de Santa María, realizada con muros de piedra y barro, y con cubierta de pizarra.

camino de invierno

camino de invierno

Bendilló – Soldón (1,7 kms)

Desde Bendilló se inicia una fuerte bajada, por un camino de tierra, hasta cruzar la nacional 120, que nos lleva al núcleo de Soldón. El descenso nos permite contemplar, entre los pinares, la majestuosidad de un meandro, que por este lugar describe el río Sil.

Cruzamo Soldón, bajando por una estrecha calle, con voladizos entre sus casas, hasta la desembocadura del río Soldón, en el río Sil. El remanso, con su área recreativa, junto con un molino nos invita a un merecido descanso. Sobre esta área, un gran puente, de la nacional 120, fija los pilares de sus arcos sobre el pueblo, ofreciendo una impactante imagen.

Soldón – Os Novais (3,1 kms)

Salimos hacia Sequeiros, desembocando en la carretera nacional 120, que seguiremos por su margen izquierda durante un pequeño trecho, para desviarnos, a la izquierda, por carretera locall. Sin llegar a entrar en el pueblo, se tuerce a la derecha para cruzar, bajo un pasadizo, la N- 120. El camino de tierra nos lleva al castillo de Os Novais, pasando por el pequeño poblado, que lleva su mismo nombre.

Los restos del castillo-fortaleza, levantados sobre un castro, fueron residencia de la Orden Hospitalaria de los Caballeros de San Juan quienes fundaron Hospitales donde atendían a los peregrinos desde el siglo XIII. Su presencia en Quiroga, controlando el camino que venía por el Sil, Camino de Invierno, revela la importancia de esta ruta.

camino de invierno

camino de invierno

Castillo de Os Novais-Quiroga (4,2 kms)

Dejando el castro a la izquierda, el camino coge a la derecha por una estrecha senda de tierra. A pocos pasos cogemos a la izquierda descendiendo al arroyo de Os Novais, sobre el que se levanta un puente medieval de piedra, de gran altura. Luego se inicia un pequeño ascenso por un histórico sendero de cantos rodados, del viejo camino real, flanqueado de acacias.

La ruta hace su entrada en el valle de Quiroga entre huertos con diversos árboles frutales, viñedos y olivares. Se pasa por los lugares de San Xulián de Arriba y Caspedro, donde queda, a la izquierda, una pequeña capilla. Desde ésta, se baja directamente a Quiroga desembocando en la antigua carretera 533 que nos introduce en la villa por la calle Real, trás cruzar el puente medieval de Ponte Pedriña.

camino de invierno

camino de inviernocamino de invierno

Qué ver

Túnel de Montefurado ( S. II)

Iglesia de San Miguel de Montefurado ( S. XVIII)

 

Restos del Castillo de Novaes y su mirador ( S. XIII)

 

Conjunto monumental de Hospital: iglesia , cruceiro y casas blasonadas

 

 

 

Iglesia de la Hermida y su mirador

 

 

Museo etnográfico de Quiroga. Fundado en el año 2003, está situado en los bajos del Auditorio Municipal, en la calle Real. Las diversas salas temáticas reflejan un rico patrimonio cultural ligado en gran parte con la producción agrícola, como el vino, aceite, miel, castaña o la producción minera, como el oro y la pizarra, entre otras.

Información de interés

Albergue de Quiroga. (190 plazas). Tel. 669 81 26 59

http://www.alberguedequiroga.com/index.html

Pábina web Ayuntamiento de Quiroga:

http://www.concellodequiroga.com/

 

HOSPEDAJE

Soldón. Apartamentos o Muiño. Tel. 679 455 126

Quiroga:

  • Albergue. Tel. 699 569 971

  • Hostal Marcos. Tel . 982 428 452

  • Hostal Quiper. Tel. 982 428 451

  • Casa Matías. Tel. 982 428 978

Fotos