Info

Descripción General

Saliendo de Quiroga el río Sil aún nos sigue acompañando un pequeño trecho hasta el lugar de Nocedo. Aquí lo abandonamos al coger la antigua carretera LU-933 que emprende un fuerte ascenso por amplio bosque y luego bajará hacia la cuenca del río Lor. Este tramo, de unos 7 km, hasta alcanzar la cumbre, es uno de los más duros del camino, pero que nos permite gozar de la soledad de la naturaleza y de un precioso bosque. El lugar adecuado para encontrase uno así mismo.

La Ermita de los Remedios marca el descenso que se emprende hacia Carballo de Lor con unas magnífícas y amplias vistas sobre la cuenca del río Lor. Seguimos bajando hasta cruzar el río en Barxa de Lor, por el bonito puente medieval de origen romano. Otro punto de los más preciados del Camino de Invierno que invitan al descanso. Un punto emblemático por el que discurría la antigua calzada romana que venía del Burgo de A Cigarrosa (A Rúa) hacia Monforte. Luego sería conocido por el Camino Real.

Desde aquí la ruta inicia un continuo ascenso para llegar a A Pobra do Brollón, asentado en la meseta del valle de Lemos. Saliendo de A Pobra, pasaremos por Cereixa, tierra de María Castaña, donde podremos visitar el castro de San Lourenzo. Pronto alcanzaremos la villa monfortina que dista sobre unos 9 km (desde el castro) por un camino que discurre por el valle y de escasa dificultad, salvo un pequeño ascenso desde el que se divisa la ciudad con su torre de Homenaje que parece coronarla a ella y al valle.


 

Tramos

Quiroga- San Clodio (1,5 kms)

Salimos de Quiroga hacia la carretera LU- 933 que lleva hacia Monforte de Lemos, pasando bajo un puente de la N- 120. Enseguida cogemos a la izquierda para cruzar el puente nuevo sobre el río Sil que nos conduce a San Clodio siguiendo la calle del Sil hasta el centro de la villa donde se ubica el Concello. La villa que es capital del municipio de Ribas de Sil cuenta con una hermosa área recreativa y playa fluvial, regalo del Sil, donde el peregrino puede disfrutar no sólo de un merecido descanso, sino de este valle con abundantes viñedos y cerezos.

San Clodio- Nocedo (2,7 kms)

Abandonamos la villa de San Clodio por la calle de la Libertad hacia el puente viejo o de hierro, construido a mediados del siglo XX. Hasta entonces, para llegar a San Clodio se hacía por medio de la Barca de Mancebico o la de San Clodio, un medio habitual para cruzar los ríos en la antigüedad. Retomamos la carretera LU-933 pasando por Espandariz que se extiende a lo largo de la carretera entre el río y la N- 120. Se cruza ésta bajo un pasadizo y al otro lado seguimos la carretera LU-933, encontrándonos enseguida con el lugar San Lorenzo de Nocedo.

Nocedo – Carballo de Lor (9,3 kms)

La ruta sigue un pequeño trecho la carretera Lu-933, para desviarse a la derecha por una pista forestal, que en continuo ascenso, con algún tramo que llanea, nos conduce entre el boscoso pinar hasta la Ermita de los Remedios, en un paraje solitario y que marca el fin del ascenso. Los lugareños cuentan que los caminantes echaban limosnas tras el enrejado de la puerta y que había guardianes que la custodiaban. La sencilla edificación, no tiene campanario y fácilmente nos pasará desapercebida. Guarda las figuras de Nuestra Señora de los Remedios y las de San Roque. Desde este punto el camino desciende, sobre 1 km, hasta el núcleo de Carballo de Lor.

Carballo de Lor – Barxa de Lor (1,9 kms)

Cruzamos Carballo de Lor por una calle en descenso, que será continuo hasta Barxa de Lor. Las vistas naturales del encajonado valle, contrastando con el trazado artificial de la nacional 120, que avanza majestuoso y serpenteante sobre un gran puente por esta cuenca fluvial del Lor, son impactantes. Salvamos el río por un hermoso puente medieval, entre una frondosa arboleda de fresnos y olmos, sugeriéndonos el paisaje, un alto en el camino.

La presencia de dos molinos, contiguos al puente alomado, constituyen otro encanto de este singular paraje fluvial. Si bien, el actual puente data de los siglos XIV o XV, fue reformado en el siglo XVIII, su origen es romano, como las minas auríferas de A Lama, muy próximas. Adosado al puente se levanta una casa que antiguamente hacía las funciones de posada, y muy posiblemente era el lugar donde se cobraba el portazgo.

Barxa de Lor – Castroncelos (4,3 kms)

Transpasado el río Lor, con nacimiento en la sierra de O Courel, dejamos atrás el municipio de Quiroga para entrar en el de A Pobra do Brollón. Enfilamos una estrecha y empinada calleja que sube hacia la iglesia barroca de Santa Mariña, del siglo XVIII. Llegamos a una biburcación y se toma el camino de la izquierda, pegado a la cortante y rocosa montaña, que ascendiendo, sobre unos 200 metros, lleva hacia el alto de O Castro da Lama. El castro tenía una situación estratégica en el camino, desde donde era fácil la defensa y control de los accesos.

Continuamos ascendiendo, durante un pequeño trecho y en paralelo a la nacional 120 y a la vía del tren, que quedan a nuestra izquierda, hasta el lugar llamado “Chá de Castroncelos”, entrando, realmente, en la amplia meseta del valle de Lemos.

Vemos la iglesia parroquial de Santiago de Castroncelos, que destaca por su torre, de planta cuadrada,y que tiene por titular a Santiago el Mayor. Djamos a la derecha la casa del Mesón, que cuenta con un escudo de mármol blanco en su fachada.

Castroncelos – A Pobra do Brollón (3,2 kms)  

Desde Castroncelos llaneamos hasta Vilarmao, y, a escasos metros, se deja la calzada asfaltada, cogiendo de frente por camino de tierra que entre prados desciende hasta la villa de A Pobra do Brollón, pasando por los lugares de Reguengo y Fontela. El camino se introduce en el núcleo urbano de A Pobra do Brollón por una estrecha calle que desemboca en el río Saa. Unos pasos de piedra permiten que salvemos el arroyo y ya en la otra orilla, descansar en la refrescante área recreativa.

A Pobra do Brollón-Cereixa (2,8kms)

El camino cruza la calle central de la villa, dejando a la derecha la Casa Consistorial. A pocos metros se gira a la izquierda, pasando por Brollón, origen de la villa, para continuar pegados al río Saa. Pasaremos al pie del Castro de San Lourenzo, el cual se puede visitar. Continuaremos por los barrios de Alende y A Zapateira hasta A Fonte, donde se cruza un pequeño puente de hormigón sobre el río.

Pasamos por el barrio de Cereixa, desembocando en la carretera que comunica Lugo-Quiroga, Lu- 652 que también cruzaremos para seguir de frente hasta la iglesia parroquial de San Pedro de Cereixa. Delante se levanta un cruceiro, con una talla de Santiago Peregrino en la columna

Cereixa- Reigada (4,5 kms)

Se tuerce a la derecha, por carretera asfaltada, hacia Rairos para enseguida abandonarla y coger un camino amplio de tierra con frondoso robledal, que en brusco ascenso, sobre 500 metros, lleva al “Alto da Serra”, del monte Moncai, límite entre los municipios de A Pobra do Brollón y Monforte de Lemos.

Dese aquí un contiuno descenso hacia el valle de Lemos, entre un espeso pinar, fruto de la repoblación forestal. Se cruza el canal de regadío, red que cubre todo el valle y a unos 300 metros llegamos a Reigada.  

 Cabe destacar el Castro de Cereixa, a pie del camino, donde desde hace escasos años se están llevando a cabo importantes descubrimientos y que podemos aprovechar para visitar.

Reigada – Monforte de Lemos (2, 8 kms)

Tras dejar las últimas casas de Reigada, enseguida encontramos un puente sobre el Rioseco que no cruzaremos, sino que giraremos a la derecha por camino, entre prados. Se cruza el canal de regadío, desembocando en el lugar denominado “las siete fuentes”, donde el camino siempre está anegado. Cruzamos un sencillo puente de hormigón y a escasos metros, entramos en el barrio de Rioseco con su capilla de Nuestra señora de la O.

Llegamos a una plaza donde se cogerá a la izquierda, luego a la derecha por la calle de las Cruces desde donde se divisa al frente, la fortaleza monfortina coronada por la torre de homenaje y el milenario monasterio benedictino.

E término Cruces hace referencia al gesto de santiguarse; una fórmula cristiana muy común, que aún perdura hoy en día, cuando se sale de casa para tener un buen camino o cuando se llega sin contratiempos. Por este barrio se salía hacia Castilla o se entraba en la villa monfortina, lo que no es de extañar que el peregrino diera las gracias por su llegada a esta histórica y fortificada villa donde se sentiría protegido. El barrio de Las Cruces es de los más antiguos, de extramuros, de la villa, donde aún se conservan los restos de un antiguo mesón, que fue parada de muchos arrieros y todo tipo de personas, llegadas bien a caballo, en burro y fundamentalmente a pie.

Llegamos a las vías del ferrocarril, el camino seguía de frente pero con la construcción de las vías a su llegada a Monforte, en 1873, el antiguo camino quedó cortado. Aún se puede ver del otro lado por donde continuaba, cruzando la antigua Carretera Nova, hoy Leopoldo Calvo Sotelo, luego cruzaba el arroyo Zapardiel, salvándolo por una gran laja, para desde el otro lado emprender un fuerte ascenso por el monte de San Vicente, entrando en la villa fortificada por la Puerta Nueva.

Actualmente, como ha quedado cortado el camino, llegados a las vías del tren, se coge a la izquierda, paralelamente a la vía férrea, y, a unos 100 metros, giramos a la derecha, cruzando dos pasos a nivel.  Si seguimos  de frente, por la calle Roberto Baamonde, nos lleva al centro de la ciudad, pero nosotros recomendamos desviarnos a la derecha, a unos 50 metros del paso a nivel, por la calle Real que nos conduce al alto del monte de San Vicente formado por un magnífico  conjunto histórico ( monasterio benedictino y palacio condal, hoy instalaciones de un Parador Nacional ) y la torre del homenaje que tras muchos avatares sigue majestuosamente en pie controlando el valle y desde luego la llegada de todo peregrino. Desde este bello enclave se contemplan unas amplias y hermosas vistas con la ciudad monfortina extendiéndose a sus pies, donde todos serán muy bien acogidos.

Qué ver

Castro de San Lourenzo (A Pobra do Brollón). Se trata de un castro minero romano de aproximadamente 2.000 años de Antigüedad. Además, existen restos de una primitiva iglesia y cementerio medieval que nos remiten a los orígenes del propio Camino de Invierno y Ribeira Sacra. Los restos están visibles y visitables. Hay horario de visitas, pero se puede concertar visita guiada gratuíta y adaptada al tiempo disponible, fuera del horario en el teléfono 666 435 832. Disponen de sello para la credencial.

Museo del Ferrocarril. Alberga diversas máquinas en su interior, de vapor,eléctrica y diésel. Destaca el funcionamiento de una rotonda que se usaba para situar las máquinas bajo el hangar. Con la línea Palencia –A Coruña, que fue inaugurada en 1883, por el Rey Alfonso XII, en Monforte de Lemos, se celebraba la entrada del ferrocarril en Galicia.

Conjunto monumental de San Vicente del Pino: Monasterio benedictino, Palacio condal, Torre del homenaje y La Muralla y sus puertas

Monasterio de San Vicente del Pino (hoy Parador Nacional de Turismo). La fachada es neoclásica, destaca el claustro, con un templete que alberga el aljibe, para recoger las aguas de la lluvia que proporcionaba agua a los monjes. La fachada de la iglesia que está adosada es renacentista, mientras el interior es de traza gótica de transición. En su interior, destacar el retablo lateral de Nuestra Señora de Monserrat, del siglo XVIII, con una bella escultura de la Virgen, del siglo XIV o anterior, patrona de Monforte y su valle. Se han descubierto unos ropajes de Peregrina con los que se vestía esta imagen, supuestamente, en los años Jacobeos..

La torre de homenaje ubicada en el monte de San Vicente y a un lado del monasterio es un torreón medieval del antiguo castillo, un auténtico vigía del valle. Restaurada hace pocos años, es una impresionante atalaya, cuadrada, de 30 metros de altura, por trece con treinta, de cada lado. Se supone que fue construida en el siglo XIV.

El palacio condal. Situado frente a la iglesia de San Vicente, más que palacio, es una casona de los señores de Lemos que sustituyó al antiguo palacio. Inició su construcción en 1539 y en 1672 fue arrasado por un incendio perdiéndose un importante legado de los condes: desde obras pictóricas, (del Greco, Tiziano, Rafael…) a tapices y documentos. Sobre la puerta de acceso, se ven los escudos de los Lemos-Enríquez, sostenidos por ángeles. Desde el año 2000, forma parte, junto con el monasterio benedictino, de las instalaciones de un Parador Nacional de Turismo.

La muralla y sus puertas. Durante la Edad Media, en torno al castillo y monasterio se desarrolla una típica ciudad-fortaleza protegida por una muralla, de la que actualmente se conservan amplios tramos (algunos reedificados en el siglo XVI), y algunas de sus puertas: la de la Alcazaba, de Judería o del Cárcel Viejo, y la Nueva, de arco redondo, con los escudos de los Condes.

Barrio judío. La puerta de la Alcazaba daba acceso a un amplio barrio de judíos-conversos que estuvieron asentados en esta villa dejando numerosas pegadas que hoy podemos ver.

Convento de Santa Clara-Museo Sacro. Situado en la margen derecha del río Cabe, frente al puente medieval, en el barrio de Ramberde. Sobre el portón el escudo de armas Castro-Osorio, correspondiente a la fundadora del convento, doña Catalina de la Cerda, casada con el VII Conde de Lemos. Alberga extraordinarias colecciones artístico- religiosas, legadas por sus fundadores: relicarios de oro y plata (traídos desde Nápoles, donde era Virrey el VII Conde de Lemos), numerosas y valiosas piezas de orfebrería, vestiduras religiosas, joyas sacras, esculturas, pinturas, retablos, etc. Tallas de la escuela castellana del siglo XVII, como el Cristo yacente, sobre una urna, de Gregorio Fernández y una Inmaculada de alabastro, del mismo autor.

Colegio de Nuestra Señora de la Antigua y Pinacoteca. Más conocido por Colegio del Cardenal, ya que fue fundado por el Cardenal de Sevilla, don Rodrigo de Castro, hijo de la tercera condesa de Lemos (doña Beatriz y don Álvaro Osorio). También llamado Colegio de la Compañía, por ser la Compañía de Jesús los primeros frailes que ocuparon el edificio, para dedicarse a la enseñanza. Y, también denominado el “Escorial gallego”, por la semejanza de la estructura que guarda con éste, representando uno de los más impresionantes edificios de la época, en Galicia. El edificio renacentista, del maestro Herrera, presenta una impresionante fachada (110 metros de larga) y simétrica, en torno al templo, flanqueado, en su interior, por dos claustros. La iglesia es de grandes proporciones, de estilo renacentista. Entre el gran legado que el Cardenal donó a la fundación de este edifico, sobresale una colección de obras de arte, como un Cristo crucificado, en mármol, de Valerio Cioli (1595), las numerosas reliquias que se guardan en el retablo de las Reliquias. Además, en la sacristía, convertida en Pinacoteca se guardan dos cuadros del Greco que representan a San Lorenzo y a San Francisco (de 1576 y 1595) y cinco cuadros de Andrea del Sarto que representan a San Juan Bautista, Santa Catalina, Santa Inés, Santa Margarita y San Pedro, datados entre 1524-1525. Greco: San Lorenzo.

El puente medieval sobre el río Cabe. Consta de 6 arcos semicirculares, fuertemente adovelados, si bien dos de ellos, en la parte izquierda, están tapados. Como los centrales son bastante desarrollados, la estructura presenta un aspecto “alomado”. Aunque su reconstrucción se originó en el último tercio del siglo XVI, para muchos es probable su origen romano.

El Centro de interpretación de la Ribeira Sacra, antiguo hospital del Sancti- Spiritus. Situado en la calle del Comercio, (anteriormente llamada el Arrabal), su origen fue un hospital, llamado del Sancti Spiritus con un pequeño claustro. La primera referencia documental que se conoce, data de 17 de diciembre de 1497. Tenía capilla que no conserva.

El hospital de San Lázaro. Situado en el barrio de San Lázaro, actualmente sólo se conserva la capilla, de planta rectangular con puerta de arco redondo e inscripción en el dovelaje que reza: ESTA ES YGLESIA DE REFUGIO. (Es la única capilla de refugio que existe en la diócesis lucense

 

Información de interés

DESCARGAR CALLEJERO DE MONFORTE

 

Página web Ayuntamiento de A Pobra do Brollón: http://www.pobradobrollon.es/
Tel. Ayuntamiento A Pobra do Brollón: 982 43 0001/ 982 43 04 47/ 982 43 00 92
Página web Ayuntamiento de Monforte de Lemos: http://www.monfortedelemos.es/
Tel. Ayuntamiento de Monforte de Lemos: 982 40 25 01
Tel.Oficina de Turismo de Monforte de Lemos: 982 40 47 15

HOSPEDAJES

Barxa de Lor:

  • Casa Pacita. Tel. 982 430 008

  • Mesón do Lor. Tel. 982 428 109

  • Restaurante Marquesada. Tel. 982 430 170

A Pobra do Brollón:

  • Alojamiento Solidario Municipal (plazas gratuitas en litera). Tel. 666 435 832.

  • Hotel Restaurante Avenida. Tel. 982 430 475

  • Restaurante 1º de Mayo. Tel. 982 430 134

Cereixa:

  • Parrillada O Fogón. Tel. 982 430 015 / 670 901 552

Monforte de Lemos:

  • Parador de Monforte. Tel. 982 418 484

  • Hotel Ribeira Sacra. Tel. 982 411 706

  • Hotel Cardenal. Tel. 982 090 568

  • Hotel Mon. Tel.

  • Hostal Río. Tel. 982 401 850

  • Hostal Duquesa. Tel. 982 403 467

  • Hostal Galicia. Tel. 982 400 010

  • Hostal Terra Galega. Tel. 982 405 090

  • Hostal Puente Romano. Tel. 982 403 309

  • Hostal Rio Sol. Tel. 982 400 319

Fotos